El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

RECORDAR Y HACER MEMORIA

Viernes 28 de diciembre de 2012

El tema fue: “Ser y formar verdaderos discípulos de Cristo” en comunión con todas las Hermanas del Instituto, dejándose afectar por la realidad del mundo actual en aquel momento y por la llamada de Jesús a ser discípula para hacer discípulos, DISCIERNE LA RESPUESTA DE LA CONGREGACIÓN A LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y CONCRETA EN CONVICCIONES DE FE lo que quería vivir.

Damos gracias al Señor porque estuvo con las hermanas y sentimos que realidades tan profundas son siempre nuevas. En este año queremos seguir avanzando y hacer vida el compromiso en estas convicciones.

CONVICCIONES DE FE

Creemos en el Dios de Jesús, Dios de la Vida, Dios del Reino, Padre-Madre misericordioso, único absoluto de nuestras vidas. Creemos en Jesús encarnado en la historia, pobre, solidario, liberador y maestro que nos convoca a seguirle radicalmente en la vivencia gozosa de las Bienaventuranzas y nos compromete en el servicio solidario al hombre de hoy.

Creemos en la Iglesia, comunidad de discípulos, comprometida en el anuncio del Evangelio, urgida hoy a la Nueva Evangelización, proyecto que queremos secundar.

Creemos que nuestra comunidad del Ángel de la Guarda es un don de Dios.

  • Que se asienta sobre la roca viva del Evangelio. Ser y “formar verdaderos discípulos de Jesucristo es nuestro fin principal, nuestro único fin; el Evangelio, los Libros Santos, he ahí nuestra Regla, nuestra guía”.
  • Que desde los orígenes, en el espíritu de nuestra familia congregacional, la dedicación al trabajo es una liturgia; la sencillez, la transparencia y la disponibilidad, un estilo de vida; la unidad fruto y expresión de la misericordia y de la caridad.
  • Que nuestro Nombre nos impulsa a vivir, como los ángeles, estas actitudes y acciones: adorar, servir, anunciar, liberar, acompañar, bendecir.
  • Que la común vocación-misión nos potencia en la libertad de hijas-hermanas y en el amor y respeto al don de cada una.
  • Que nuestro carisma sigue vivo, actual y dinámico en la Iglesia y en el mundo.

Creemos que somos llamadas a ser comunidad Parábola del Reino: que escucha y acoge la Palabra, celebra lo que vive, es lugar de encuentro y envío a la misión de ser y formar verdaderos discípulos de Jesucristo, se encarna en la realidad y se deja interpelar por ella, se sostiene en el ejercicio de la misericordia, se renueva por el discernimiento y por una permanente actitud de conversión, se recrea mediante la gratuidad y la disponibilidad y se mantiene abierta a la fraternidad universal.

Creemos que los pobres nos evangelizan si nos situamos junto a ellos en actitud de escucha y aprendizaje, haciéndonos, como Congregación, más sensibles a las situaciones de injusticia y pobreza que se dan en nuestra sociedad.

Creemos que el Espíritu de Dios está presente en todas las culturas y es quien dinamiza e impulsa nuestro carisma, nos mantiene atentas a Voluntad de Dios y disponibles para el anuncio del Evangelio. Creemos que la Vida Religiosa es una alternativa de vida evangélica en la Iglesia y en el mundo.

En el XXIII Capitulo celebrado en Julio de 2010 nos proponíamos ser comunidades alternativas que se comprometen con otros muchos, en el surgimiento de un “mundo mejor posible”. ANIMO, ADELANTE.



Acción Educativa


  • La educación en valores es fundamental para una formación integral de la persona.

Acción Social


  • Evangelizamos a través de la acción social, promoviendo los valores del Reino y siendo testigos de la vida.