El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

“…ME ENCANTA MI HEREDAD!” Salmo 15

Domingo 3 de mayo de 2015

“…ME ENCANTA MI HEREDAD!” Salmo 15 Hoy se me invita, desde esta página, a dar razón de mi Fe y de mi vocación de Hermana del Ángel de la Guarda, las dos cosas son fáciles; hoy por hoy no podría dar razón de mi misma más que como seguidora de Jesús en la congregación de Hermanas del Ángel de la Guarda. Me llamo Raquel, tengo 42 años y llevo más de la mitad de mi vida ya en la Congregación. Ahora vivo en África, en Costa de Marfil, soy enfermera y me encanta que los pacientes me digan que soy un ángel…porque es lo que quiero ser. Mi vocación es heredada, yo siempre digo que era mi madre quien la tenia, antigua alumna del colegio de Jerez de la Frontera, quería a las hermanas como a su familia y me transmitió ese amor desde niña, ese y su amor a los pobres. Una familia creyente y sensible a las necesidades de los demás, ese es mi lote y mi heredad... y me encanta! Dios y su providencia hizo que, habiéndose cerrado ya el colegio de Jerez, mi padre tuviera que trasladarse por trabajo a Sevilla, allí nos fuimos a vivir al ladito del colegio Santo Ángel, y allí entré yo con 6 años y de allí no he vuelto a salir. Tengo vocación de siempre, no sé decir cuando sentí “la llamada”, me gustaron siempre las cosas de Dios, Jesús siempre ha formado parte de mi vida, como mis padres, mis tíos, siempre ha sido “de la familia” y, una vez que las conocí, me gustaba también el estilo de vida de las hermanas, mujeres normales, libres, formadas, con capacidad de decir la palabra oportuna en el momento justo, a mi lado para ayudarme a crecer, sensibles a las necesidades de los demás, comprometidas con un mundo más humano…como los ángeles. Lo que más me gustaba es que no tenía que hacer cosas raras para ser una de ellas: vivir cercanas a la gente, servir, rezar, participar en la vida de la comunidad cristiana, cultivar la vida interior, ayudar a la gente… la sencillez y la naturalidad de las hermanas terminó de “robar” mi corazón. Doy gracias a Dios desde lo más hondo de mi ser porque desde que entré en el Postulantado no he hecho más que crecer, gracias a Dios y a las hermanas que ha ido poniendo en mi camino; un camino de crecer en conocimiento interno de Jesús, en libertad, en sencillez, en gratuidad. La Congregación ha sido y es, el plasma donde voy creciendo como mujer, como creyente, como seguidora de Jesús, donde voy aprendiendo cada día a seguir a Jesús y a comprometerme en la construcción de un mundo más justo y más humano. Este camino de seguimiento y pertenencia es el que me ha traído hasta donde estoy hoy, no llevo más que unos meses y todavía estoy en proceso de adaptarme y conocer lo que Dios quiere de nosotras en este rincón del mundo:Costa de Marfil. Lo más difícil de conseguir en la vida y, al mismo tiempo, la condición básica para alcanzar algo parecido a la felicidad es estar contenta y agradecer lo que una es, lo que una ha recibido. Yo estoy contenta y no me canso de dar gracias al Dios de la historia, que ha hecho que cada uno de los caminos que he ido eligiendo acaben siendo el suyo. Hna. Raquel Ojeda



Acción Educativa


  • La educación en valores es fundamental para una formación integral de la persona.

Conócenos


  • Somos seguidoras de Jesús de Nazaret y nos sentimos convocadas para hacer vida el proyecto del Reino. Seguir a Jesús vale la pena, ven a conocernos.