El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

“ESTE TESORO LO LLEVAMOS EN VASIJAS DE BARRO” II Cor. 4-7

Domingo 1ro de noviembre de 2015

“ESTE TESORO LO LLEVAMOS EN VASIJAS DE BARRO” II Cor. 4-7 Hablar de mi experiencia vocacional, es compartir lo más profundo de mi ser. Entiendo que la vocación es una llamad de Dios, Él es quien llama, y desde este presupuesto os hago, hermanas, partícipes, a lo largo de esto años mi proceso vocacional. Desde mi seno familiar, la educación que he recibido, ha sido una educación cristiana y en valores. Después estudié en un colegio donde las hermanas impartían clases, no eran titulares del centro y llevaban el peso de la misma. Participé en los grupos de la Parroquia de mi pueblo, el grupo Juvenil Santo Ángel, la catequesis, Pascuas Juveniles, las hermanas nos acogían en su casa, todo esto fue motivo suficiente para ir planteándome qué quería hace con mi vida. Siempre me llamaba la atención el estilo de vida de las hermanas, su formar de vivir, de estar, de trabajar por la gente, definitivamente una vida entregada gratuitamente. La Vida Religiosa, me gustaba, desde muy niña, me cautivó, gracias a Dios encontré en mi camino hermanas que podrían orientarme en esa nueva vida, que no sabía realmente qué era. Poco a poco, fui dando pequeños pasos que me animaban cada día a pesar de las dificultades encontradas y apostar por esta aventura. Hoy más que nunca creo en la Vida Religiosa, creo que tiene mucho que decir y aportar en la Iglesia y en nuestra sociedad guineana – africana, sabiendo que rompo con muchas cosas culturales. Para mi no ha sido fácil, ni es fácil todavía, vivo en una sociedad donde no son valores: la lucha por la justicia, la entrega gratuita, el servicio desinteresado etc. sino el poder el tener.. Quiero ser en medio de esta realidad testigo y testimonio en el ambiente que vivo. Los que me conocen se cuestionan que una persona joven como yo siga este estilo de vida, para ellos es como una perdida, lo único que puedo decirles sin palabras es que vean que se puede ser feliz de otra manera. Me podéis preguntar ¿cómo vivo mi seguimiento a Jesús en una cultura como la nuestra? Pues, os diría que viviendo desde la confianza en el Señor, también siendo coherente, dando a conocer a la gente que la honestidad y el compromiso es posible en la sociedad guineana y seguir adelante como dice San Pablo a Cor 12-9 “Te basta mi gracia, que mi fuerza se realiza en tu debilidad”. Me ayuda mucho la oración, el compartir, la vida comunitaria, donde puedo expresar con naturalidad lo que soy, puedo poner al servicio los dones que Dios me ha dado, sobre todo cada día que me levanto tengo que renovar mi opción de vida. En este camino no han faltado las dificultades, las contrariedades de la vida, tanto a nivel personal como comunitario, las he ido superando, con la oración, el dialogo, la prudencia, puedo decir que en mi vida pesan más las alegrías, que las dificultades. Porque creo en la vida Religiosa y soy feliz, por eso sigo apostando por seguir a Jesús en la Congregación de las Hermanas Del Ángel de la Guarda.

Y merece la pena seguirle por eso estoy . Hna. Sofía Emana Angono

Comunidad de Bata. Guinea Ecuatorial



Acción Educativa


  • La educación en valores es fundamental para una formación integral de la persona.

Conócenos


  • Somos seguidoras de Jesús de Nazaret y nos sentimos convocadas para hacer vida el proyecto del Reino. Seguir a Jesús vale la pena, ven a conocernos.