El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

DOS VIDAS LLENAS DE LUZ

Miércoles 16 de enero de 2013

Desde su experiencia de vida, nuestros Fundadores nos invitan constantemente a tener confianza en Dios y a “orar sin cesar”.

PRIMER MISTERIO

LOS FUNDADORES NACEN A LA VIDA Y A LA FE

El 4 de enero de 1809 en la villa de Josselin, Bretaña, el mundo te vio nacer y en la Pila Bautismal, al siguiente día, recibiste tu nombre: Juliana María. Con la gracia del bautismo naciste a la fe que te acompañó toda tu vida e iluminó tu espíritu. El 14 de julio del mismo año en Quillán, llegas tú, Luis Antonio y ese mismo día, naces también a la fe al recibir el agua del Bautismo. ¡Cuánto necesitaron de esta luz de la fe a lo largo de sus vidas!.

ORACIÓN: Señor, gracias por los Fundadores que nos diste. Bendice nuestras vidas. Danos la gracia de traer al mundo paz y amor para compartir la vida y la fe con nuestros hermanos y hermanas. Amén.

SEGUNDO MISTERIO

LOS FUNDADORES SON LLAMADOS POR DIOS A SU SERVICIO

Fue una Gracia de Dios para ti, Juliana, encontrar en el camino a un gran hombre: El Padre Deshayes, quien mirando tu espíritu piadoso, te llevó a Beignon y en ese ambiente de paz, fraternidad, pobreza, sencillez y celo por los más pequeños fuiste forjando tu personalidad y decisión inquebrantable del SI para el servicio de Dios y de los demás. Comienzas el Noviciado con la frescura e inocencia de los 15 años, llena de un gran amor al Señor que iluminó tu alma con el don de la vocación. En Quillán, admiramos tu hogar, Luís, por la honradez y profunda espiritualidad. En el seno de tu familia nació tu vocación, allí se fraguaron tus sentimientos piadosos y solidarios. Entrar al Seminario Menor a los 16 años era el inicio de un camino que te convertiría en el fiel ministro de Jesucristo entregado a los pobres y a las Hermanas de la Congregación que fundaste. Nuestra Congregación.

ORACIÓN: Gracias, Señor, por escoger a estas personas tan sencillas para tu servicio y por el legado de sencillez que nos dejaron. Tu que nos llamas también a servir, ayúdanos a identificarte en cada persona que necesita de nosotros, especialmente en los más pobres y concédenos la gracia de ser fieles a nuestra vocación. Amén.

TERCER MISTERIO

LOS FUNDADORES SE ENCUENTRAN POR PRIMERA VEZ.

Qué expectativas tendrías, querida Madre, al saber que conocerías al P. Ormières. Siendo la Maestra de Novicias de las Hermanas de la Instrucción Cristiana en Saint- Gildas, Dios te pide colaborar con un Proyecto de Educación que es el sueño de un Sacerdote a quien no conoces: El Proyecto de una escuela para los niños pobres de Quillán, un lugar que tampoco conoces. El temor a lo desconocido y el deseo de ayudar a esos niños tenían tu corazón en vilo. Por fin, el gran día llegó y tus expectativas ahora son otras. El 26 de julio de 1839 te encuentras en Saint- Gildas con el Padre Luis Ormières por primera vez y puedes apreciar que es un Hombre de Dios, un visionario con un hermoso Proyecto, digno de secundar. Desde entonces, consultas, disciernes y decides para nunca más volver la vista atrás. El Señor te iluminó en tu feliz decisión. ¡Feliz encuentro que fructificó en una bella Obra.

ORACIÓN: Te rogamos Señor que en nuestro andar del día a día nos podamos encontrar contigo, con nuestros hermanos y hermanas, con personas que nos den una luz en nuestras dudas, inquietudes, sueños y proyectos. Que todos nuestros encuentros alimenten la fraternidad. Amen.

CUARTO MISTERIO

NACE LA “OBRA DE DIOS” PARA ILUMINAR LA MENTE Y EL CORAZÓN DE LOS POBRES

Damos gracias a Dios por este día, 03 de Diciembre de 1839, día en que comienza la nueva fundación. Gracias a ustedes, queridos Fundadores, por emprender el camino y comenzar la obra de la Escuela de Quillán. ¡Cómo disfrutó este día el P. Deshayes!. ¡Qué felices estaban, Padre Ormières, Madre San Pascual y primeras Hermanas, el día de la Inmaculada Concepción!. El 08 de Diciembre, todo el pueblo de Quillán estaba de fiesta por la inauguración oficial de la primera Comunidad de Quillán, bajo la hábil dirección de M. San Pascual, la primera Superiora. Nacía una luz de esperanza para las niñas pobres del pueblo. El Espíritu dirigió los pasos de esa nueva fundación y la aventura trascendió a través del tiempo hasta llegar a nuestros días. Ustedes, queridos Fundadores, continúan acompañando esta historia en el presente y en el futuro.

ORACIÓN: Te damos gracias Señor por acompañarnos en el caminar de nuestra historia y te pedimos por intercesión de nuestra Madre, la Virgen María, nos des el ánimo para seguir adelante. Que la luz de tu Espíritu ilumine y anime a quienes rigen los destinos de nuestra Congregación. Amén.

QUINTO MISTERIO

LA “OBRA DE DIOS” ES RECONOCIDA OFICIALMENTE COMO CONGREGACIÓN INDEPENDIENTE

Queremos ser muy agradecidas a la Divina Providencia, porque las dificultades se fueron superando y la Obra siguió adelante. Agradecidas a ustedes, Fundadores, por su incansable dedicación y lucha. El 11 de diciembre de 1852, será un día grande para recordar: fue el fin de la angustiosa espera. ¡Qué alegría recibir la gran noticia de reconocimiento oficial. Dios premió el esfuerzo, la fe y la esperanza de ustedes, y hoy podemos llamarnos con santo orgullo “Hermanas del Ángel de la Guarda”: una luz de esperanza para los más pobres, un sueño bonito del Señor.

ORACIÓN: Te agradecemos Señor por las gracias que nos regalas, por ayudarnos a superar las dificultades que se nos van presentando, por llamarnos a participar de esta gran familia de Ángeles Visibles. Gracias, Virgen María, porque escuchaste las plegarias de todas las Hermanas y personas que oraron con fe, por petición de los Fundadores. Amén.



Conócenos


  • Somos seguidoras de Jesús de Nazaret y nos sentimos convocadas para hacer vida el proyecto del Reino. Seguir a Jesús vale la pena, ven a conocernos.

Acción Misionera


  • Evangelizamos y promovemos la justicia en medio de la gente de distintas culturas.