El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

DESDE CÚCUTA, FAMILIA LAICAL ÁNGEL DE LA GUARDA

Jueves 9 de junio de 2016

Desde lo profundo de mi ser quiero manifestar mi alegría y agradecimiento al Señor, por la gran misericordia que mora en Él, tratando de descubrir en sus ojos amorosos, que estoy llamada a ser feliz y a transmitir la alegría del Evangelio, a mis hermanos más vulnerables, a pesar de mis debilidades y fracasos. Me apoyo en la cita bíblica que nos dice: “Pero Dios que es rico en misericordia, nos manifestó su inmenso amor, y a los que estábamos muertos por nuestras faltas nos dio vida con Cristo” ( Ef 2, 4) .

Hoy, 17 de mayo, en la fiesta de nuestra Fundadora, Madre San Pascual, con profundo y sincero sentimiento, hago realidad el sueño de responder ante la Iglesia y hacer público mi compromiso bautismal, mediante la emisión de la Promesa basada en la Espiritualidad y el Carisma de la Congregación de las Hermanas del Ángel de la Guarda, quienes muy generosamente me han aceptado para compartirlo con los miembros de la Familia Laical Ángel de la Guarda, donde viviendo los valores específicos de la condición secular, mantendré especial relación de comunión con ellas.

Hago extensiva mi gratitud a la Congregación de las Hermanas del Ángel de la Guarda con quienes de una manera profundamente espiritual, durante diez años, en la ciudad de Bogotá, me mostraron con su testimonio la vivencia de su espiritualidad y el carisma de nuestros fundadores, el Padre Luis Antonio Ormières y la Madre San Pascual: “SER Y FORMAR VERDADEROS DISCÍPULOS DE CRISTO”. . De manera especial a las Hermanas María del Carmen Trejo, Isabel Gutiérrez y Felisa Manrique, quienes sembraron en mí, especialmente el valor inmenso de la oración, la apertura a nuestra Iglesia, la sencillez, la estima y valor al trabajo, entre otros. Agradezco de igual manera a la Hermana Isabel García de la Parte por haberme abierto las puertas de esta gran Familia Laical Ángel de la Guarda en la ciudad de Cúcuta. De igual manera presento mi agradecimiento al CONSEJO PROVINCIAL y a la HERMANA FELISA MANRIQUE (Hermana Coordinadora de la FLAG en Colombia) por su acompañamiento y fuerte apoyo espiritual en momento tan hermoso y significativo de mi vida.

Dios bendiga a mi querida Comunidad de las Hermanas de Cúcuta, pues son mis ángeles visibles, ya que en cualquier circunstancia puedo dirigirme a ellas y de la misma manera estoy dispuesta a su servicio.

Alabo al Señor por la presencia y compañía del grupo Familia Laical Ángel de la Guarda de Cúcuta e igualmente por los LAICOS-AS de Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Ecuador y Venezuela que me acompañaron con su presencia y recuerdo espiritual, con la fuerza de la oración, haciéndome sentir la alegría en el Señor. De igual forma por la presencia de la Hna. Tatiana Sarmiento, quien orienta el grupo FLAG de Cúcuta en busca de la meta como es entregarnos al servicio de la Iglesia acercándonos a los más necesitados con espíritu Angelino.

Sea también propicia esta celebración para pedirle al Dios de la vida, derrame su bendición sobre el Padre Rafael Mendivelso, párroco celebrante, por ser mi director espiritual y quien precisamente en la homilía puntualizó tres expresiones significativas para el momento: LAICADO, ÁNGEL Y SERVICIO. Y ahora unida a las Ministras de la Comunión, a los Agentes de Pastoral, a vecinos de mi parroquia, e igualmente a mi familia, de manera especial a Laura Juliana y María Camila, alumnas y retoñitos angelinos, que son además la bendición de Dios, para nosotros, los invito a alabar al Señor Misericordioso con los Salmos 104,33-34 y 138,1-2 diciendo: “Quiero cantar a Dios toda mi vida y tocar para Él mientras exista”. Yo encuentro mi alegría sólo en Él. ¡Te doy gracias, Señor, con toda mi alma! Delante de los Ángeles te canto y ante tu templo santo me arrodillo.

LIBIA RAMÓN PABÓN FLAG



Conócenos


  • Somos seguidoras de Jesús de Nazaret y nos sentimos convocadas para hacer vida el proyecto del Reino. Seguir a Jesús vale la pena, ven a conocernos.

Acción Educativa


  • La educación en valores es fundamental para una formación integral de la persona.