El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Portada del sitio > Noticias

3 DE DICIEMBRE DE 1839

Lunes 3 de diciembre de 2012

de Saint- Gildas el 28 de octubre y acompañadas por el P. Deshayes.

Las distancias fueron más cortas que ir a Japón pero su generosidad y valentía es grande y queda probada a lo largo de su vida. Sin ningún decreto, sin ninguna confirmación oficial, ha nacido una nueva Congregación y así queda constituida la primera comunidad.

Hoy después de 173 años agradecemos el fruto que a lo largo de estos años se ha ido dando y se da por la entrega de muchas hermanas a lo largo de este tiempo. Esta entrega y donación es máxima cuando sabemos olvidarnos de nosotras mismas. Queremos como ella, en este día renovar nuestra entrega y para ello nos decimos:

Olvidarse de una misma, como la Madre San Pascual se olvidó de sí misma, es entender el evangelio. Es haber hallado su sabiduría, su clave, su corazón. Y saber que lo demás se nos dará por añadidura.

Olvidarse de una misma, como la Madre San Pascual se olvidó de sí misma significa enterrar en la tierra, en otra tierra que no era la suya, la semilla de su persona y de su entrega en la espera y en la confianza de que un día el Señor hará brotar en grandes espigas aquello que ella había sembrado.

Olvidarse de una misma, como la Madre San Pascual se olvidó de sí misma, significa ir más allá, ir más lejos -como ella- y entregarse -como ella- de cuerpo entero a la misión, abandonada en la Providencia, para bien de la Iglesia y de aqurllos niños y jóvenes necesitados.

El P. Luis Ormières ve realizados sus deseo de dar respuesta a las necesidades de su tiempo. Se siente feliz porque ya tiene las puertas abiertas para iniciar la gran misión de FORMAR VERDADEROS DISCIPULOS DE CRISTO.

Dice ella algunos años después: “Veo claramente nuestra congregación como obra de Dios. Este pensamiento me sostiene y me consuela y coloco en sus manos a todos los miembros de nuestra pequeña congregación” Damos gracias por pertenecer a ella.



Acción Social


  • Evangelizamos a través de la acción social, promoviendo los valores del Reino y siendo testigos de la vida.

Acción Misionera


  • Evangelizamos y promovemos la justicia en medio de la gente de distintas culturas.